Las mejores soluciones para lucir un escote hidratado y terso

Cuando el tejido conectivo y la grasa de debajo de la piel se dañan, se crean huecos para que la capa externa de la piel se colapse, y esto se ve reflejado en nuestra piel en forma de arrugas.

Estas arrugas también pueden aparecer por otras causas, como puede ser la pérdida de la hidratación natural propia de la piel o incluso como resultado de tu estilo de vida. Fumar, no dormir suficientes horas y la falta de hidratación, son hábitos que tienen un impacto nocivo en tu piel.

Aunque las arrugas en el cuello no son peligrosas para tu salud, son algo que quizá quieras ayudar a evitar.

Ser consciente de lo delicada que es la piel del cuello e incluirla en tu rutina de cuidado de la piel, puede marcar una gran diferencia.

Conforme nos hacemos mayores, nuestra piel cambia. Pasamos de una piel más grasa a una piel más seca, de la aparición de poros a las manchas…Por eso, es probable que nuestra piel no sea la misma a los veinte que a los cuarenta, y que tampoco necesite los mismos cuidados.

A medida que la piel se nos empieza a secar, comienza a necesitar un extra de hidratación  y, por ello, debemos incluir en nuestra rutina diaria ciertos hábitos como beber más líquidos  y utilizar productos que sirvan para hidratar más la piel.

La loción hidratante está pensada precisamente para cuidar de la piel seca. Su fórmula con aceite de almendra, ayuda a nuestra piel a aumentar su nivel de hidratación natural, para darle un aspecto de piel sedosa a tu cuello y escote.

Otra cosa que debes tener en cuenta a la hora de prevenir el envejecimiento prematuro de la piel, es protegerla de los rayos UVA. Una loción hidratante te ofrece la protección que tu piel necesita y además mantiene tu piel hidratada de forma duradera para una sensación suave en la piel.

Deja un comentario